Patógenos

Mohos y levaduras

medidas preventivas para evitar su propagación

¿Qué son los mohos y levaduras?

Los hongos son microorganismos eucariotas (con un tamaño celular microscópico, de mayor complejidad estructural que las bacterias) que se pueden agrupar en dos grandes grupos. Los hongos filamentosos (también llamados mohos) cuyas poblaciones poseen un micelio visible al ojo humano, y las levaduras, cuyas colonias son macroscópicamente similares a las colonias bacterianas, pero que al microscopio presentan un mayor tamaño y complejidad.
En numerosas guías internacionales, los hongos son indicadores de la calidad ambiental; tanto por la concentración encontrada como el tipo de hongo (género y especie). Así por ejemplo, los hongos más relevantes que podemos encontrar en el aire son Aspergillus, Cladosporium, Penicillium y algunas levaduras. En superficies, están presentes habitualmente Alternaria, Aureobasidium, Cladosporium y Coelomyces.

¿Por qué se tienen en cuenta para la evaluación de calidad ambiental?

Los hongos actúan como organismos indicadores de calidad ambiental. Es decir, su presencia alerta del riesgo de encontrar también otros agentes potencialmente patógenos, como por ejemplo, las bacterias. Por ello, en los estudios o evaluaciones de la calidad del aire y superficies, la detección y recuento de hongos y bacterias son los parámetros estrella. Sin necesidad de buscar una especie concreta, nos ofrecen información del riesgo de que exista en dicho ambiente.
Los hongos más relevantes que podemos encontrar en el aire son Aspergillus, Cladosporium, Penicillium y algunas levaduras. En superficies, están presentes habitualmente Alternaria, Aureobasidium, Cladosporium y Coelomyces.

¿Nos debe preocupar la presencia de hongos en un determinado ambiente?

La mayoría de los hongos conocidos son inofensivos para el hombre. Algunos de ellos, además, son beneficiosos; recordemos los hongos implicados en la elaboración de alimentos o la producción de antibióticos.
No obstante, Algunos hongos son causantes de infecciones y reacciones alérgicas en humanos. Algunas especies, que normalmente no suponen un riesgo sanitario para la población general, porque nuestro sistema inmunitario los mantiene a raya, tienen la capacidad de comportarte como patógenos oportunistas. Es decir, si un individuo vulnerable tiene contacto con él, puede causar una infección o una reacción alérgica.
Algunos ejemplos de infecciones causadas por hongos (micosis) son:

  • Dermatomicosis (infecciones en la piel) causadas por contacto con hongos dermatofitos de los géneros Epidermophyton, Microsporum, y Trichophyton y por la levadura Candida.
  • Infecciones respiratorias, por inhalación de esporas de hongos. El más común es el hongo filamentoso Aspergillus fumigatus, pero también pueden estar causadas por Absidia, Mucor y Rhizopus.
  • Otitis causadas por hongos (otomicosis), predominan Candida albicans y Aspergillus niger.

Otros hongos son responsables de reacciones alérgicas, como la aspergilosis pulmonar alérgica causada por Aspergillus o alergias respiratorias provocadas por miembros del género Alternaria.

¿Es necesario el control y eliminación de hongos del aire y las superficies?

Aunque no existe legislación en nuestro país sobre este aspecto, algunas guías establecen unos valores límite en cuanto a concentración de hongos y bacterias ambientales, precisamente por los efectos negativos que pueden suponer.
En ambientes con mucha afluencia de personas, movimientos de material, o en ambientes cerrados o con ventilación inadecuada, la concentración de hongos se incrementa, pudiendo suponer un riesgo para la salud.
Por ello, en edificios de alta ocupación y en transportes públicos, es muy importante contar con un plan de control ambiental, así como un buen programa de limpieza y desinfección que incluyan limpieza de superficies, adecuada ventilación y renovación del aire, etc.

Mantén un control óptimo de medidas de bioseguridad en tus instalaciones

Nuestros servicios abarcan desde análisis preventivo hasta la implantación de protocolos de actuación.